sábado, 28 de julio de 2018

Wayne Shorter - Night Dreamer (RVG Edition 2004)



Luego de varios años con The Jazz Messengers y de dos primeros álbumes solistas para el sello Vee Jay, Wayne Shorter estaba maduro para consolidar una distinguida carrera solista y tener una contribución vital a la música de Miles Davis. Night Dreamer es el primero de una soberbia serie de discos para la discográfica Blue Note, al menos hasta  Schizophrenia (luego graba algunos álbumes influenciado por la temprana fusión de Davis donde no sostiene el nivel de los precedentes). Lo que distingue a Shorter es que no sólo es un magnífico intérprete en el saxofón, sino que también es un compositor feroz. De cuatro de las seis pistas de Night Dreamer (Night Dreamer, Oriental Folk Song, Black Nile y Armageddon), todas firmadas por el saxofonista, participa un quinteto que incluye al propio Shorter, Lee Morgan en trompeta y una sección rítmica asociada a John Coltrane: McCoy Tyner en piano (está particularmente fino), Reggie Workman en contrabajo y Elvin Jones en batería (quien luce contenido, en relación a su acostumbrada labor con Coltrane, adaptándose a la atmósfera relajada de la sesión). En las dos piezas restantes en las que consiste el LP original: la exquisita balada Virgo y Charcoal Blues, está ausente Lee Morgan, anticipando el cuarteto que grabaría, poco más de tres meses más tarde, el sublime JuJu. Con un tono muscular o delicado, según se requiera, Wayne Shorter construye una música cautivante, nocturnal y misteriosa.*****

sábado, 7 de julio de 2018

Henry Kaiser & Wadada Leo Smith - Yo Miles!



Yo Miles! es un proyecto en el cual el guitarrista experimental Henry Kaiser y el notable trompetista Wadada Leo Smith versionan a Miles Davis con énfasis en su período jazz-rock-funk (1973-1975). Yo Miles! es también el nombre del álbum debut. El sonido es más limpio, pulcro, que el Miles objeto de revisión, sin su fiereza, pero la interpretación es eximia, a la vez que añaden su impronta vanguardista a los grooves de Davis.****1/2

miércoles, 4 de julio de 2018

Eduardo Rovira y su agrupación de tango moderno - Sónico



A diferencia de Tango Buenos Aires, donde las composiciones de Rovira son complejas, episódicas y contienen una multiplicidad de motivos melódicos interpretadas por un octeto que incluye tres violines, en Sónico (1968) usa un grupo pequeño, un trio de bandoneón, guitarra y contrabajo como el medio para crear poesía, sentimental, nostálgica, profunda. Salvo Sónico, A fuego lento, de Horacio Salgán, y Ritual, de Osvaldo Berlinghieri, el resto son tiempos lentos, reposados, creación de climas introspectivos, íntimos. Eduardo Rovira usó amplificación electrónica para los instrumentos y enchufó un pedal de wah-wah al bandoneón. Sónico es futurista.*****