martes, 31 de marzo de 2009

Bill Frisell - This Land



Bill Frisell es uno de los pocos guitarristas que tiene un sonido verdaderamente único, distintivo, que recuerda al de un pedal steel. Su música es muy representativa de Norteamérica y reune distintos géneros: americana, jazz, rock, blues y country. En This Land, además de sus asiduos colaboradores Kermit Driscoll y Joey Baron en la sección rítmica, incluye la presencia de tres ejecutantes de intrumentos de viento: Don Byron en clarinete y clarinete bajo, Billy Drewes en saxo alto y Curtis Foulkes en trombón. Es muy atractiva la forma en que los mismos actúan como sostén armónico dejando el papel de solista a Frisell, o tocando líneas melódicas al unísono con él. Entre mis favoritas: la tensa calma de Strange Meeting, la alegre Amarillo Barbados, el blues dedicado a Julius Hemphill y la muy bonita Rag. ****

domingo, 29 de marzo de 2009

Robben Ford & The Blue Line



Robben Ford es un versátil guitarrista que salió de gira con Miles Davis, fundó la banda Yellowjackets e incluso fue nominado para un reemplazo en los Rolling Stones. Su acercamiento al blues es en el modo popularizado a partir de los ochenta principalmente por Stevie Ray Vaughan, fuertemente influenciado por el rock. Su sonido está más emparentado con el jazz-fusión o el jazz-rock, en el estilo de Larry Carlton y Eric Johnson, que con el que es propio del blues ortodoxo. En este disco, presenta a su trio The Blue Line, que integran el bajista nativo de Austin, Texas, Roscoe Beck y el baterista Tom Brechtlein, quien tocó con Chick Corea, Wayne Shorter, Al Dimeola y Jean-Luc Ponty, entre otros. En composiciones propias, que incluyen tres instrumentales (las poderosas The Brother, dedicado a los Vaughan Brothers, y Step On It, y la plácida Life Song), más dos pertenecientes a John Hiatt (I'm a Real Man) y Otis Rush (My Love Will Never Die), lucen su hermosa voz, su tono limpio y claro en la guitarra y su vigorosa interpretación. El trio suena fantástico y la grabación captura, más allá de algunos innecesarios instrumentos incidentales, la energía que transmitía en sus presentaciones en vivo a principios de los noventa. ****

martes, 24 de marzo de 2009

Jerry Granelli - A Song I Thought I Heard Buddy Sing



A Song I Thought I Heard Buddy Sing recibe su nombre de una canción de Bunk Johnson y está basado en una novela de Michael Ondaatje llamada Coming Through Slaughter, que rescata la figura del legendario trompetista Buddy Bolden. En este álbum, el veterano baterista Jerry Granelli se inspira en la tradición musical de New Orleans y el blues empleando una mirada innovativa. Junto a una agrupación donde destacan los guitarristas Robben Ford y Bill Frisell, el saxofonista Kenny Garrett y el trombonista Julian Priester, logra dotar a este proyecto, como es usual, de su propia personalidad. Incluye los standards: Wanderlust, de Duke Ellington; Billy's Bounce, de Charlie Parker; Blues Connotation, de Ornette Coleman; una versión de I Could Spell On You, de Screamin' Jay Hawkins; y composiciones de: Granelli, Priester y Wayne Horvitz. ****

domingo, 22 de marzo de 2009

Hank Mobley - Soul Station (RVG Edition 1999)



Soul Station es unánimemente considerado el disco más destacado de Hank Mobley, un referente entre los saxofonistas del sello Blue Note, aún cuando no haya tenido el reconocimiento que merecieron algunos de sus pares. Su interpretación es redondita, relajada, con mucho swing. Escucharlo tocar me hace sentir bien. *****

miércoles, 18 de marzo de 2009

Ben Monder - Excavation



Excavation es el tercer disco de Ben Monder. A su trio se agrega Theo Bleckmann vocalizando las complejas líneas melódicas de Monder. La música es etérea, atmosférica y calma, lo cual sólo es interrumpido por un solo en estilo fusión en Hatchet Face, una de las dos composiciones más extendidas e intrincadas del álbum. La otra es Ellenville. En Mistral y Windowpane ejecuta más y más arpegios. You are my Sunshine, interpretada en guitarra acústica, es el único tema que no le pertenece e incluye percusión de cuerdas y armónicos. ***

viernes, 13 de marzo de 2009

Kidd Jordan Hamid Drake William Parker - Palm Of Soul



En Palm of Soul, reúnen fuerzas el legendario saxofonista Kidd Jordan y quizás la más creativa sección rítmica de jazz en la actualidad: William Parker y Hamid Drake. Ambos aportan un conjunto de instrumentos de percusión para llenar de color estas sesiones donde las improvisaciones de Jordan son intensas y expresivas. Luego de una breve introducción estilísticamente free bop, llamada Peppermint Falls, un saxo tenor con reminiscencias coltreaneanas, acompañado por gongs y platillos, nos introduce en la inmensa tristeza de Forever. En Living Peace, es el arco del contrabajo de Parker el que abre una meláncólica composición, que continúa con unas líneas de walking bass, donde el tema adopta un groove bluesy, para concluir con un final que recuerda las emotivas exploraciones del último Coltrane. Seguidamente, un tríptico que comienza con Unity Call, donde el frame drum y la voz de Drake, junto al guimbri de Parker, nos sitúan en los sonidos de Africa. El final es con la reconfortante alegría que transmite Last of the Chicken Wings. Uno de mis discos preferidos de la primera década del siglo XXI. ****1/2

viernes, 6 de marzo de 2009

The Bennie Maupin Quartet - Early Reflections



Bennie Maupin es bien conocido por su participación en Bitches Brew (Columbia, 1970) y Head Hunters (Columbia, 1973), entre otros discos de Miles Davis y Herbie Hancock, respectivamente, de comienzos de los setenta. Como solista, su álbum más destacado es The Jewel In The Lotus (ECM, 1974). Early Reflections es su segundo trabajo para el sello Cryptogramophone, en el cual es acompañado por una sección rímica toda polaca, al estilo de Tomasz Stanko, integrada por: Michal Tokaj en piano, Michal Baranski en contrabajo y Lukasz Zyta en batería. Escondido, con Maupin en clarinete bajo, debe ser la más bonita composición que he escuchado en mucho tiempo.****

martes, 3 de marzo de 2009

Natalio Sued Quartet - Mirada Esquiva



Mirada Esquiva es el primer disco del saxofonista argentino radicado en Amsterdam, Natalio Sued. Junto a él se distingue la presencia de Michael Moore (Clusone 3) en vientos, con quien trabajó en composición. Según lo cuenta el propio Sued para el Diario La Nación: "Mis temas tienen un espíritu claramente melódico. También trabajé en las armonías y en factores que le dieran a la música sorpresa, en una línea similar a la de Lennie Tristano, en quien las barras de compases son difusas y hacen que las métricas parezcan desiguales". ****