domingo, 28 de diciembre de 2008

Vernon Reid - Mistaken Identity



Mistaken Identity es el primer disco solista de Vernon Reid, uno de los guitarristas de rock más personales surgidos en los ochenta, acompañado de su agrupación Masque. El integrante de Living Colour entrega un inclasificable álbum que mezcla hard rock, funk, hip-hop y mucho más. La pregunta sería: ¿A quién se le podría ocurrir tocar esta música con el clarinete? A Don Byron, por supuesto. ****

jueves, 25 de diciembre de 2008

Don Byron - Ivey-Divey



En Ivey-Divey, Don Byron escoge una serie de composiciones vinculadas al saxofonista Lester Young y la estructura de su trio sin contrabajo de 1946 junto a Nat King Cole y Buddy Rich, como punto de partida para tocar un jazz fresco, creativo, que une tradición y futuro del género. Sus acompañantes son: Jason Moran en piano, quien construye ricas armonías que se conjugan con los propulsivos ritmos que provee Jack DeJohnette en batería, y obran de marco ideal para las improvisaciones llenas de energía del clarinetista. Asimismo, contiene originales entre los que se destaca el funky "Leopold, Leopold!", en los cuales se suman Lonnie Plaxico en contrabajo y Ralph Alessi en trompeta; y dos logradas versiones de Freddie Freeloader e In a Silent Way, asociadas a Miles Davis. ****1/2

sábado, 13 de diciembre de 2008

Charles Lloyd - The Water Is Wide



The Water Is Wide encuentra a Charles Lloyd tocando quizás como nunca antes, de un modo tan fluido como sólo lo hicieran los más grandes saxofonistas.
Lo acompaña Brad Mehldau en piano, en una contribución distinguida, enseñando un sonido diferente al de sus propios trabajos o al de sus participaciones en discos ajenos. Aquí, su desempeño en el piano está teñido con el color del blues y el gospel, de acuerdo con la dirección propuesta por Lloyd.
El resto de la banda son enormes músicos pertenecientes a tres generaciones distintas: Billy Higgins en batería, quien falleciera poco tiempo después de estas sesiones de diciembre de 1999, John Abercrombie en una participación resumida en guitarra, y Larry Grenadier en contrabajo.
En su mayoría, contiene bellísimas versiones de baladas clásicas como: Georgia (Hoagy Carmichael), Heaven (Duke Ellington), y Lotus Blosoom (Billy Stayhorn), y sendas relecturas de las propias: Song Of Her, en rigor firmada por Cecil McBee, e incluida en Forest Flower: Charles Lloyd at Monterey (1968), un álbum éxito en ventas sin hacer distinción de géneros musicales, y Lady Day, donde los fraseos del saxofonista tienen una riqueza melódica notable.
The Water Is Wide es una canción tradicional folk, en la cual Abercrombie se viste con el atuendo de Bill Frisell, The Monk And The Mermaid tiene un tinte próximo al free jazz y es tocada por Lloyd a dúo con Mehldau, en otra demostración por el pianista de un amplio dominio de su instrumento en términos de estilo, mientras que There Is A Balm In Gilead es un spiritual, esta vez junto a Higgins, prestigiosa asociación que el saxofonista honrará en Which Way is East.
Todo en el marco de un álbum perteneciente a un jazz de la denominada "corriente principal" (straight-ahead).
Recuerdo una reseña donde se afirma que Charles Lloyd se dedica a repetir lo hecho tantas veces, que se trata de intérpretes tocando la música que aman, pero sin agregar nada novedoso.
Puede que sea sólo eso, pero lo hacen de una forma insuperable. ****1/2

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Enrico Rava - Easy Living



Easy Living tiene el significado del regreso de Enrico Rava a la discográfica ECM, propiedad de Manfred Eicher, luego de más de dos décadas. Y el mismo no podría ser mejor. Mayormente baladístico, entre las composiciones se destacan Cromosomi e Easy Living, donde Rava presenta el sonido cálido y profundo de su trompeta, que recuerda el de un flugelhorn, y a una agrupación en gran forma, en la cual se luce el impecable piano de Stefano Bollani. Reminiscencias de Africa en los tambores de Roberto Gatto en Sand; y de la tradición (norte)americana en Algir Dalbughi, donde Bollani toca una base de puro boogie-woogie; próximo al jazz contemporáneo en Rain. Menos arriesgado que sus primeros trabajos para el mencionado sello, sorprende la facilidad para unir tradición y modernidad. En sus propias palabras para el diario La Nación: "En mi música se da una síntesis de todo lo que amo y de toda mi experiencia. Del dixieland al bebop y al free jazz pasando por mis experiencias latinoamericanas, que fueron muy importantes también. Creo que hoy un músico inteligente tiene a disposición toda la historia del jazz, y por lo tanto debe metabolizarla". ****1/2

domingo, 7 de diciembre de 2008

Roxana Amed - Entremundos



Entremundos, el segundo disco de la cantante de jazz nacida en Buenos Aires Roxana Amed, incluye muy buenas versiones de: Georgia Lee, de Tom Waits, junto a León Gieco, Strange Fruit, de Lewis Allan, con Pedro Aznar en piano, y Friends, de Led Zeppelin. El resto son sus propias canciones, con letras menos auto-referenciales que en Limbo, su primer trabajo, pero también muy apreciables. ****

viernes, 5 de diciembre de 2008

Pedro Aznar - Mudras: canciones de a dos



Mudras es un disco de colaboraciones, lo que en principio no me agrada. El motivo es que suelen carecer de cohesión. Pero, tratándose de Pedro Aznar, este hecho queda relativizado porque es propio de él la diversidad de lo que propone, esa necesidad de probar todo que siempre transmite su música. Y el resultado es muy bueno. Para destacar: la bella Oración, con la cual Pedro comenzaba sus conciertos de presentación de este trabajo; la zamba Romance de la luna tucumana, con música de Aznar y letra de Atahualpa Yupanqui, junto a Mercedes Sosa; el solo en Insensatez deleitará a quienes admiran sus habilidades como bajista; y Tomorrow Never Knows, infaltable demostración de la adoración que siente por los Beatles, grabada suspendido en el aire girando como la había soñado Lennon. ****