lunes, 22 de junio de 2009

Joshua Redman Quartet - MoodSwing



Moodswing es el tercer disco del saxofonista Joshua Redman y el primero en el cual todas las composiciones son propias. Dueño de una técnica prodigiosa y un sonido limpio y claro interpreta en este álbum una amplia variedad de estilos como: el blues (Sweet Sorrow), la bossa-nova (Alone In The Morning) y el funk (Headin' Home). Los músicos que lo acompañan son de los más destacados de su generación: el por ese entonces ignoto Brad Mehldau en piano (probablemente el más importante entre todos los que surgieron en los noventa en términos de reconocimiento); Christian McBride en contrabajo (Pat Metheny Trio) y Brian Blade en batería (Wayne Shorter Quartet). ****1/2

1.Sweet Sorrow 8:43
2.Chill 7:41
3.Rejoice 11:12
4.Faith 4:30
5.Alone in the Morning 5:04
6.Mischief 5:47
7.Dialogue 5:45
8.The Oneness of Two (In Three) 5:08
9.Past in the Present 4:53
10.Obsession 6:50
11.Headin'Home 4:07

Joshua Redman-Saxophone
Brad Mehldau-Piano
Christian McBride-Bass
Brian Blade-Drums

All songs written by Joshua Redman

Recorded March 8, 9 and 10, 1994 at Power Station, NYC

Joshua Redman - Sweet Sorrow [München, 1994]


Warner Bros. 45643-2 [1994]

5 comentarios:

kike hurtado dijo...

Hola Soyo,

quiero agradecerte este posteo. Joshua como los otros que lo acompañan a esta altura han hecho camino. en este álbum, no se si coincido contigo, podemos vislumbrar ya al talentoso Joshua en un programa bien ecléctico, rico en colores y poniendo las habilidades de todos al servicio de buenas interpretaciones. Blade, Mehldau. McB, qué sección rítmica! Lo que me resulta curioso escuchando el disco es ese bossa que incluyen, está demás a mi juicio. Sin embargo, el resto del programa es buenísimo. Mehldau se las trae son harto espacio para lucir su talento, y Blade ya avisorando la promesa que se ha cumplido: uno de los mejores bateros del medio, sino no estaría girando con su banda y menos con Wayne hace unos años, no?
Soyo, es posible postear más de Joshua? por cierto en esta calidad que suena tremendo, la raja!
Gracias!

un abrazo fraterno, Kike.

soyo dijo...

coincido contigo y digo más, Kike: en mi opinión, MoodSwing es el mejor disco de Joshua Redman a la fecha. En cambio, me gusta la bossa. Si mal no recuerdo, la única composición de este CD que tocó en su única presentación en Bs. As. hasta el momento, realizada en 2001. Espero que hayas escuchado Captured Live!, que es asombroso. Con todo gusto continuaré con algo más de Joshua.

soyo dijo...

no recordaba que Captured Live! está subido en MP3 320 kbps. Si lo quieres en FLAC, házmelo saber por favor. Un abrazo para ti, Kike.

kike hurtado dijo...

Estimado Soyo,

el flac es indispensable para disfrutar de estos monstruos!

Gracias por compartir tan buenas grabaciones. En mi opinión el álbum más jugado es el último de Joshua llamado "Compass", con doble trio...pero es sólo una opinión. Je.

Lo dicho, y muchas gracias! :)

fraternalmente, Kike.

soyo dijo...

"El jazz está sufriendo, pero no de la manera en que te imaginas. Contrariamente a las advertencias de algunos pesimistas profesionales (y aficionados) el jazz en los noventa goza de buena salud. Es próspero, creativo, inspirado, provocativo y original. No sufre de falta de vitalidad sino de mistificación popular.
La mayoría de las personas asume que la apreciación del jazz es una lenta, ardua y penosamente seria empresa intelectual. El jazz podría ser bueno para usted, pero simplemente no es divertido.
Esta imagen es simple, eficaz y atractivamente peligrosa.
Pero también es egregiamente falsa.
El jazz es, después de todo, una música improvisada. Requiere sensibilidad, espontaneidad y flexibilidad de parte de músicos y oyentes. La magia de la experiencia del jazz consiste en que es irrepetible. Cada sonido es precioso porque nunca será tocado (o escuchado) precisamente del mismo modo, en el mismo momento, en el mismo lugar, con el mismo sentimiento."
(Joshua Redman, abril 1994. De las notas que acompañan al CD).

"Jazz is suffering today, but not in the way you might think. Contrary to the warnings of some professional (and amateur) pesimist, jazz in the 90's is alive and well.It is thriving, creative, inspired, provocative, and original. What jazz suffers from today is not artistic stagnation but popular mystification.
Most people assume that the appreciation of jazz is a long, arduous, and painfully serious cerebral undertaking. Jazz might be good for you, but it just isn't any fun.
This image is simple, powerful, and dangerously appealing.
But is also egregiously false.
Jazz is, after all, an improvised music. It demands sensivity, spontaneity, and flexibility on the part of performers as listeners alike. The magic of the jazz experience lies in its irreplicability. Every sound is precious because it well never again be played (or heard) in precisely the same way, at the same moment, in the same place, with the same feeling."
(Joshua Redman, April 1994. From the liner notes)