miércoles, 31 de agosto de 2011

Angles - Every Woman is a Tree



Every Woman is a Tree, primer disco de la banda sueca Angles, expresa un firme compromiso político. Abre con los sones ominosos ejecutados por el contrabajista Johan Berthling y el saxofonista Martin Küchen en Peace is not for us; nuevamente Berthling con un solo señala el camino en Don’t ruin me, que continúa en una lenta cadencia donde las participaciones solistas del trombonista Mats Äleklint y de Küchen reflejan apremio; un poderoso arreglo de los bronces da paso a un sostenido groove en My world of mines; ritmos tribales crean el marco para la canción que da título al álbum; el sonido de fanfarrias tocadas por el saxofonista y un tinte oriental son parte de The Indispensable Warlords; en el final, Let’s talk about the weather (and not about the war), cuya traducción sería Hablemos del tiempo (y no de la guerra), apela a la alegría, al regocijo, como modo de alejar el dolor y el pesar que conlleva un mundo en el que no se apuesta con decisión por la paz. ****1/2

lunes, 15 de agosto de 2011

Darren Johnston - The Edge of the Forest



The Edge of the Forest es otro de esos discos que demuestran porqué Clean Feed es un sello que representa cabalmente cómo debe sonar el jazz hoy. Moderno, fresco, melódicamente exquisito, rítmicamente pujante, no descuida composición, arreglos ni interpretación. En su ejecución, el trompetista Darren Johnston hace gala de versatilidad, sonando cálido, por momentos, y crudo, en otros. Intercambia fuego con el clarinetista Ben Goldberg y el saxofonista Sheldon Brown (escuchar el vibrante contrapunto en Be the Frog), quienes disponen de amplio espacio para exponer el arsenal de ideas musicales que posee cada uno; a los que se suma una sección rítmica (Devin Hoff en contrabajo y Smith Dobson V en batería) ágil, flexible, que aporta recursos técnicos y expresivos que enriquecen una música dotada de las cualidades de cerebralidad, vitalidad y emotividad. ****

lunes, 8 de agosto de 2011

Ben Goldberg - Go Home



En Go Home, Ben Goldberg, uno de los pocos músicos de jazz junto a Don Byron y Perry Robinson en dedicarse exclusivamente a tocar clarinete, explora su lado menos cerebral, más terrenal, empresa para la cual recluta a dos expertos en groove: el guitarrista Charlie Hunter y el baterista Scott Amendola, quienes colaboraron juntos en la banda del primero a mediados de los noventa y, actualmente, en la agrupación TJ Kirk; y al sofisticado cornetista Ron Miles. Hunter privilegia en su interpretación el aspecto rítmico y elude contribuir sobradamente en el armónico, lo cual, sumado a la economía por la que opta el conjunto, permite que la música gane en espacio y en fluidez. En buena parte del álbum, la guitarra de Hunter determina el sonido del grupo, quizás en mayor medida que el clarinete de Goldberg, y debido a la idiosincracia del guitarrista, destaca una tendencia a lo básico: blues en TGO y Papermaker y rock en Ethan's Song y Wasee; mientras que, en Lace y Head and Tails, adquiere tonos oscuros, crepusculares, y aires camarísticos, al menos en la interpretación de los vientos. Aportando la frescura del vivo, Go Home contiene cuatro temas grabados en el Throckmorton Theatre, en Mill Valley, California. ****