martes, 30 de octubre de 2012

Scott Fields Ensemble - Dénouement



Publicado en 1999 por el sello propio del guitarrista Scott Fields, de nombre Geode, Dénouement es reeditado por Clean Feed en 2007. En este álbum, el ensamble adopta la forma de un infrecuente doble trio de guitarra, incluyendo al guitarrista Jeff Parker liderando el segundo trio. Evocando el doble cuarteto con el que Ornette Coleman grabó el seminal Free Jazz, Fields sostiene en las notas que su idea de algo doble son conjuntos en los que uno fuese la imagen del otro reflejada en un espejo, uno en cada canal. Quería gemelos que encajaran como piezas de un rompecabezas. Las composiciones son inasibles, esquivas, estructuralmente complejas y sin resolución aparente, donde los elementos simétricos son yuxtapuestos y enfrentados en singular contrapunto. El tono de los guitarristas es limpio y la interpretación está enraizada en el free jazz, los contrabajistas tienen una fuerte presencia utilizando el arco o el pizzicato y los bateristas mantienen firmemente el pulso sobre intrincados ritmos. ****

miércoles, 17 de octubre de 2012

Mark O'Leary - On the Shore



El guitarrista irlandés Mark O'Leary grabó On the Shore con los trompetistas Jeff Kaiser y John Fumo conformando un inusual cuarteto que completa el baterista Alex Cline. La música es etérea, espacial, evocativa, tal paisajes sonoros alusivos a Cork Harbour, lugar de residencia de O'Leary, cuya ejecución elegante y sutil recuerda a guitarristas de jazz-rock y rock progresivo, mientras que ambos trompetistas agregan color, sin tocar solos, en rara ocasión dialogando con O'Leary (Voices from the past). La atmósfera plácida y relajada del disco sólo es interrumpida en Staring at the Sun y en la segunda mitad de Point Sketch, donde la interpretación de la banda cobra intensidad estimulada por las vibrantes mas contenidas improvisaciones del líder. ***1/2

sábado, 13 de octubre de 2012

Scott Fields Ensemble - Beckett



Para grabar Beckett, el guitarrista Scott Fields se basó en la obra del dramaturgo irlandés Samuel Beckett, como lo hiciera con anterioridad con el escritor y cineasta norteamericano David Mamet en Mamet (Delmark, 2001). En la actualidad, se encuentra preparando un disco sobre Charles Bukowski. La música interpretada por el cuarteto que integran el propio Fields en guitarra eléctrica, Matthias Schubert en saxo tenor, Scott Roller en chelo y John Hollenbeck en percusión puede definirse como improvisación estructurada y su éxito depende, dada su alta dósis de riesgo y singularidad, en una altísima empatía entre los ejecutantes y en la acabada comprensión de un libreto que sólo es esbozado. El desarrollo de las composiciones es impredecible, con continuos parar y seguir, las melodías son angulares y cambiantes, todo lo cual otorga un carácter fragmentado a la música. Fields usa en este álbum el sistema de composición "post-tonal" de Stephen Dembski, particularmente apreciable en el tema Play (fabulosa interacción grupal). Come and Go es reflexiva, What Where es torrencial (explosiva labor de Matthias Schubert) y Rockaby extrañamente swingeante. Beckett es uno de esos discos que requiere repetidas escuchas para ser apreciado. ****

sábado, 6 de octubre de 2012

Roxana Amed - Inocencia



Cuarto álbum en estudio de Roxana Amed, Inocencia es un acercamiento al folklore argentino, ya evidenciado en su disco anterior a dúo con el pianista Adrián Iaies, llamado Cinemateca finlandesa y dedicado a versionar la obra del emblemático pianista y compositor Gustavo "Cuchi" Leguizamón y la del notable pianista y compositor de jazz Thelonious Monk. En esta ocasión, además de sus personales canciones, interpreta populares obras de "Chacho" Etchenique, Atahualpa Yupanqui, Eduardo Falú y Jaime Dávalos, Eduardo Lagos, incluyendo un estreno de la autoría de Pedro Aznar, acompañada por, entre otros, los pianistas: Guillermo Klein (contribuye también con magníficos arreglos), Adrián Iaies y Manolo Juárez. Las piezas transmiten nostalgia, desencanto, sentimientos recorridos anteriormente en sus primeras ediciones: Limbo y Entremundos, y se nutren de la riqueza armónica propia del jazz. Recordando su inocencia, Roxana Amed abraza la madurez creativa. ****